19
Oct, 2010

¿En qué casos se utiliza la aplicación de calor?

Por Redaccion

El calor aplicado con fines terapéuticos ocasiona beneficios en varios ámbitos, como incrementar los procesos metabólicos, la aceleración de la reparación de los tejidos y la disminución de la presión arterial.

También mitiga las secreciones digestivas, aumenta los movimientos intestinales, relaja y ablanda los músculos, tendones y cartílagos, es antiespasmódico y calma la fatiga.

Las altas temperaturas están indicadas entonces para:

  • Estrés e insomnio, aplicándolo en baños calientes y con otras técnicas de hidroterapia con agua caliente.
  • Lesiones músculo-esqueléticas (contusiones, desgarros musculares, esguinces, tendinitis o fracturas).
  • Problemas circulatorios.
  • Enfermedades autoinmunes como la artritis.
  • El cansancio crónico y la fibromialgia, con una «fiebre artificial» suave. Muchos pacientes se sienten con más energía tras las sesiones.
  • Neuralgias y angina de pecho.

Fuente: http://www.cuerpomente.com/titular.jsp?TEMA=31586&a=2&numatra=31572

Más Noticias Sobre: Hombres, Mujeres, Musculación
Tags: ,
Comments Off on ¿En qué casos se utiliza la aplicación de calor?

Artículos Relacionados